Iker Erauzkin

(Bilbao, 1976) aprende desde muy joven los secretos de la cocina tradicional con su abuela. Con esa base y tan sólo 16 años se traslada a París. Allí descubre los placeres de la buena mesa. En 1999 empieza su andadura por los fogones de Euskadi y en 2002 se traslada a Cataluña, donde obtiene diversos premios por su cocina vanguardista y dirige varios restaurantes. En la actualidad trabaja como profesor de cocina, escritor, conferenciante y asesor gastronómico para marcas alimenticias y restaurantes de toda España.