Bob Gill

Tras trabajar como ilustrador independiente en Nueva York, en 1960 Bob Gill se trasladó a Londres, donde con Alan Fletcher y Colin Forbes creó un estudio de diseño que fue el precursor de Pentagram. En 1967, retomó la carrera independiente de ilustrador, diseñador, cineasta y escritor de libros infantiles y, en 1975, regresó a Nueva York. Gill, entre cuyos clientes se cuentan Pirelli, Universal Pictures, Nestlé y las Naciones Unidas, ha escrito varios libros sobre diseño gráfico.