“No soy un dibujante prodigioso”, dice BEF

 

 

Instante

 

 

 

 

 

 

Fuente: Milenio / Junio 2017

 

Desde la infancia, Bernardo Fernández, BEF, tenía una certeza: se dedicaría a algo relacionado con el cómic. Confiesa que su primer amor fue la gráfica, más allá de que con el paso de los años ha explorado otros caminos, en especial la escritura y no sólo de cómics o novelas gráficas.

 

"Llegué a la narrativa, entre otras cosas, porque hace 20 años no había posibilidades de publicar novelas gráficas, lo que está sucediendo ahora era impensable; entonces empecé a escribir porque también hacía guiones para dibujantes de cómic, pero se tardaban tanto que acabé dibujándolos con palabras".

 

Con el paso de los años, BEF se dio cuenta que se trata de dos caras de un mismo oficio, el de contar historias, porque incluso en el cómic hay una conjunción de la palabra y la imagen para contar una historia, ofrece lo mejor de los dos mundos, "lo cual siempre me ha hecho pensar que por eso los cómics tienen un potencial que no hemos explotado a conciencia".

 

"Por eso es que siempre me ha interesado como un espacio narrativo y de creación, siendo muy consciente de que no soy un dibujante prodigioso: hago un dibujo muy sencillo, pero cuando me puedo dar el vuelo de contar una historia, logro exploraciones que no haría si sólo ilustro".

 

¿Te gustaría saber más sobre la primera novela de un escritor mexicano que forma parte de Océano Historias Gráficas?

 

Sigue leyendo la entrevista con BEF en esta liga: http://www.milenio.com/cultura/dibujante-bernardo_fernandez-instante_amarillo-novela_grafica_0_974302570.html