Tash Aw

Nació en Taipei (Taiwán) y creció en Malasia. A los dieciocho años se trasladó a Londres, ciudad en la que reside desde entonces y donde trabajó en un bufete de abogados. La fábrica de sedas, que se publicará en doce idiomas, es su primera novela, y en ella describe, con la autenticidad añadida de su origen oriental, la Malasia invadida por los japoneses tras la retirada inglesa en la primera mitad del siglo XX.