J. Rodolfo Wilcock

J. Rodolfo Wilcock nació en Buenos Aires en 1919, de padre inglés y de madre de origen italiano. Publicó sus primeros libros en Argentina, donde sus amigos y afines eran Borges, Bioy Casares y Silvia Ocampo. En 1958 se trasladó a Italia, donde residió hasta su su muerte en 1978, y allí se reinventó a sí mismo como un virtuoso de la literatura italiana, abordando con maestría todos los géneros literarios: poesía, relatos, novelas, teatro. Cabe destacar asimismo su copiosa, variada y refinadísima labor como traductor, tanto al castellano como al italiano. Todos estos factores, así como su radical originalidad, lo convierten en un «caso» de difícil parangón en la literatura contemporánea.