Marco Aurelio

Marco Aurelio Antonio nació en el seno de una familia romana de clase alta en el año 121 d. C. y más tarde fue adoptado por el emperador Antonino Pío, a quien sucedió en 161. Estudioso de la Filosofía desde su juventud, se vio especialmente influido por el pensador estoico del siglo i Epicteto. Su reputación como gran emperador-filósofo se basa en sus diarios íntimos, Meditaciones, escritos durante sus últimos años y nunca destinados a una publicación formal. Murió en 180, mientras luchaba contra las tribus bárbaras en las fronteras de Roma.